Alumnos de Arquitectura participan en el Festival Llum BCN con una propuesta basada en el reciclaje

14/02/19
Comparte esta información

La instalación “Verd ampolla”, ideada por diez estudiantes de la Escuela, podrá verse en el Poblenou entre los días 15 y 17 de febrero

Un año más, estudiantes de UIC Barcelona School of Architecture participan en el Festival Llum BCN organizado por el Ayuntamiento de Barcelona entre los días 15 y 17 de febrero y que se enmarca dentro de la programación oficial de las fiestas de Santa Eulàlia. Un total de diez estudiantes, tutorizados por los profesores Marta Garcia-Orte e Iñaki Baquero, han creado la instalación “Verd ampolla”, que podrá visitarse durante los tres días que dura el festival en el Jardí del Sol de Poblenou (Calle de la Ciutat de Granada, 102).

La propuesta de los alumnos pretende, simbólicamente, llenar de verde las partes de la medianera del jardín que todavía no han sido alcanzadas por la vegetación. Para ello, se han utilizado cientos de botellas de plástico recicladas que han sido pintadas de verde e iluminadas en su interior mediante el uso de luces de Navidad de bajo consumo. “El reciclaje es uno de los hilos conductores del proyecto, ya que, en su origen, lo concebimos como una campaña de concienciación para llamar la atención sobre la cantidad de plástico que generamos para un único uso”, explica la alumna Nieves Blackstad. La instalación aprovecha la fachada de un edificio que da al parque, que aglutina las botellas recicladas en toda su verticalidad para dar la sensación de que ha sido colonizada por la vegetación.

El Festival Llum BCN ocupará, por segundo año consecutivo, las calles del Poblenou  con el objetivo de convertir el barrio en “un gran laboratorio de experimentación al aire libre a través del uso de la luz como medio creativo”, según explican desde el Ayuntamiento. En esta nueva edición, participan una veintena de artistas de prestigio internacional, como Rafael Lozano-Hemmer y Daniel Canogar, entre otros. El festival se nutre, además, de la aportación hecha por estudiantes de las escuelas de arte, diseño y arquitectura de Barcelona que, este año, participan con un total de quince instalaciones, entre las que se encuentra la planteada por UIC Barcelona School of Architecture.