Cuatro de cada diez directivos ven las redes sociales como una amenaza para su empresa

06/03/13
Comparte esta información

Un estudio de la UIC sobre la visión estratégica de la reputación corporativa e Internet ha puesto de relieve el recelo de mandos y técnicos a la red.

Cuatro de cada diez directivos ven las redes sociales como una amenaza para su empresa

Según el estudio, la mayoría de mandos y técnicos apuestan por su empresa como ganadora pero, a la vez, pesa sobre ellos un considerable respeto a las amenazas de Internet. Casi cuatro de cada diez directivos (un 36,9 %) son muy conservadores y no confían en la estrategia en redes, según una encuesta en la que han participado más de trescientos CEO o directores generales, directores, mandos intermedios y técnicos de la provincia de Barcelona.

Globalmente, los encuestados se sienten especialmente fuertes a la hora de valorar los conocimientos de Internet y estrategia corporativa de su organización. Los encuestados dan puntuaciones más altas a los directivos de la propia empresa que a los del resto y, por añadidura, les atribuyen el aval de la experiencia.

Al tratar la estrategia en redes sociales, los encuestados opinan sobre los responsables de su empresa y de las demás. En el ítem de atribución directa de conocimiento (“los directivos saben de qué hablan”), se puntúa mucho más a la propia empresa que a las demás. En el ítem de conocimiento avalado por la experiencia (“Saben de qué hablan y ya lo han implantado en otras organizaciones”) la diferencia es proporcionalmente mayor. En cambio, en el ítem de conocimiento indirecto o “de oídas” (“Saben algo de qué hablan porque les ha llegado conocimiento de algún  caso que les ha gustado”) se atribuye más a las otras empresas que a la propia. Lo mismo parece con el ítem de conocimiento derivado de la lectura de artículos, es decir, de fuentes teóricas o divulgativas.

Sin embargo, el temor o respeto hacia lo imprevisto de la red se percibe rápidamente al observar detalles comparativos. Por ejemplo, preguntados sobre si los directivos entienden las redes sociales, la balanza se decanta hacia el sí; pero, preguntados sobre si estos mismos directivos creen necesaria una estrategia en redes sociales, la balanza se decanta hacia posturas muy prudentes o incluso hacia el no. Y la pregunta definitiva sobre las crisis de reputación confirma esta mezcla de valentía pero prudencia a la vez. Al ítem “En caso de un malentendido o problema con los clientes, debido al funcionamiento erróneo de un producto de la empresa…”, el 63,1 % elige acorde a las recomendaciones de los expertos en reputación (opción “Es necesario tener una estrategia para afrontarlo en Internet”); pero un núcleo considerable de los encuestados (el 36,9 % restante) es muy conservador: “Es mejor no meterse en Internet y usar una estrategia en los medios tradicionales o contacto directo con los clientes”. Otras cuestiones sobre el desarrollo estratégico manifiestan interés y necesidad de llevarlo a la práctica pero inhibición en la decisión de hacerlo realidad.

Estos son los primeros resultados de la tesis del doctorando David López, dirigida por el doctor Guillem Bou. Dentro de unos meses se dispondrá de un estudio detallado sobre relaciones entre las variables, perfiles, tendencias, etc. a  la hora de defender la reputación corporativa en Internet de las empresas de Barcelona.