Dra. Gas: “El menor debería ser el foco principal de las políticas sociales porque es el capital social más desprotegido”

18/11/14
Comparte esta información

“El menor debería ser el foco principal de las políticas sociales porque es el capital social más desprotegido. Numerosos estudios demuestran que, además, es él quien padece de modo más agudo las consecuencias de paro, los malos tratos, la pobreza y la desestructuración familiar”, ha afirmado la directora del Instituto de Estudios Superiores de la Familia (IESF) de la Universitat Internacional de Catalunya (UIC), la Dra. Montserrat Gas, con motivo de la apertura, ayer, de la Jornada “Interés del menor y acogimiento familiar: presente y futuro”.

La jornada se ha organizado en el marco del Aula de Políticas Familiares Joaquim Molins Figueras conjuntamente con la Facultad de Derecho de la UIC, con motivo del XXV aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño promulgada en 1989 por la ONU, que se celebra el 20 de noviembre, y a raíz, también, de la próxima ley de Protección a la Infancia prevista para principios del año 2015. El encuentro ha estado orientado a mediadores familiares, abogados y entidades que trabajan con las familias.

La jornada ha tratado la cuestión de la regulación de la medida del acogimiento familiar. Este recurso se concibe como una medida de protección de carácter alternativo a la vida del menor en un centro de protección.  El acogimiento familiar puede ser permanente (con carácter estable) o simple (temporal). El acogimiento está enfocado en todo momento a proporcionar al menor un ambiente adecuado frente a la existencia de una situación familiar anómala de carácter transitorio que hace incompatible la permanencia del menor en el hogar de su familia biológica. “En el caso del acogimiento de carácter temporal —ha explicado Encarnación Abad Arenas, profesora de la UNED en Nou Barris— su pretensión es la de proporcionar al menor una experiencia familiar, siempre con vistas a lograr integrarle de nuevo a medio o largo plazo en su familia de origen, una vez restablecida la situación que imposibilitaba la convivencia”. Encarnación Abad ha hablado de la situación del acogimiento en primera persona, como madre de acogida.

La profesora de la Universitat de Illes Balears María Luisa Santamaría ha explicado los cambios propuestos por el anteproyecto de Ley de Protección a la Infancia que, presumiblemente, se aprobará durante el primer semestre del año 2015. Además, ha expuesto las mejoras que aún admite la ley para el completo respeto a los derechos de la infancia y la adolescencia, así como de las personas implicadas en la protección de la infancia, padres y acogedores principalmente, poniendo de manifiesto la inexistencia de roles paterno-filiales, debido a que estos menores ya tienen sus propias familias. “Es preciso aclarar algunas de las preguntas y dudas que tienen las familias acogedoras durante el periodo en que tienen en sus hogares acogidos a los menores”.

La visión y la experiencia del juez de menores ha corrido a cargo de Jesús del Cacho, magistrado en Tarragona desde 1999 y con amplia experiencia en estas situaciones, algo que los últimos años no han hecho más que crecer. En su intervención ha abordado los problemas judiciales del acogimiento apoyado en la experiencia del día a día. “Mantengo una estrecha colaboración e intercambio de experiencias sobre responsabilidad penal de menores con diversos países, en concreto con Guatemala, a través de una delegación compuesta por dos fiscales, una psicóloga y un técnico asesor criminólogo del Ministerio de Justicia de ese país. Esta situación requiere cada vez más una intervención integral y orgánica en la que colaboren diversos especialistas”.

La visión académica ha corrido a cargo del catedrático de la Universidad de Zaragoza, Carlos Martínez de Aguirre, que ha encuadrado el acogimiento en el marco del sistema legal de protección de menores. Su exposición se ha centrado en ubicar el acogimiento, como institución de protección de menores, tal y como lo diseñan la legislación estatal y la catalana. Se ha abordado también su doble funcionalidad, como medida temporal e instrumental por un lado, y como medida de protección definitiva detallando sus diversas clases, así como la finalidad específica de cada uno de los tipos de acogimiento legalmente reconocidos. Por último, el profesor ha hecho un breve apunte sobre las previsiones de reforma de la figura.

Carmen Mª Lázaro, profesora de la Facultad de Derecho de la UIC, ha destacado asimismo en su ponencia que “el Comité de los derechos del niño en sus últimas observaciones a España reprocha la falta de un proceso uniforme para determinar el interés superior del niño,  pero al mismo tiempo alaba el fomento de programas de acogida en especial a menores extranjeros y la cooperación internacional en esta materia. El II Plan Nacional elaborado por el gobierno basado en las recomendaciones del Comité pretende potenciar las soluciones familiares sobre las institucionales”.

La  directora del Institut Català de l’Acolliment i de l’Adopció  de la Generalitat de Catalunya, Núria Canal, ha cerrado el análisis y el debate acerca de una cuestión que hoy en día, no sólo por el aniversario que conmemoramos sino por las cifras que se manejan actualmente, reviste urgencia y sensibilización en todo el entorno social. “No entramos en las causas por las que hemos llegado a esta situación. La situación de las familias de origen es algo que atañe a la Dirección General de Atención a la Infancia, que es otro organismo con competencias diferentes a las nuestras. Estamos interesados en explicar y hacer difusión de una necesidad social hablando de las tipologías de acogimiento y detallando un modo específico de acogida, el UCAE , que implica formación específica en las familias de acogida”.