El 90% de las migrañas podrían prevenirse gracias a una enzima

12/03/13
Comparte esta información

Un estudio elaborado por la Sociedad Española de Déficit de DAO y el Capio Hospital General de Catalunya y que lidera Joan Izquierdo, profesor de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la UIC, ha demostrado que el 90% de las migrañas no solo se pueden tratar, sino que también se pueden prevenir con la administración de una enzima llamada DiAminoOxidasa (DAO).

El estudio, presentado el pasado 6 de marzo en el marco del congreso farmacéutico Infarma, que se celebró en Barcelona, es el primero que demuestra que la administración de la enzima DAO reduce las migrañas.

La migraña, que provoca fuertes dolores en un lado de la cabeza, así como molestias visuales y auditivas, afecta a un 12 % de la población y en un 90 % de los casos se debe a que los pacientes tienen un déficit de la enzima DAO. Esta enzima se encarga de degradar una molécula llamada histamina que se encuentra en muchos alimentos, principalmente en los derivados de la leche y los cítricos, y que se elimina posteriormente por la orina.

Las personas con déficit de DAO no pueden eliminar la histamina, con lo que esta pasa a la sangre y se acumula en el plasma, provocando efectos adversos como migraña y trastornos gastrointestinales. Por ello, el tratamiento consistiría en ingerir antes de las comidas una cápsula del enzima DAO, que como el mismo Joan Izquierdo asegura "no crea adicción ni efectos adversos porque es un alimento funcional, no un medicamento, a diferencia de los analgésicos".

Los pacientes con migraña y déficit de DAO deberían modificar también la dieta y evitar los alimentos con más histamina. Así, el estudio recomienda evitar los alimentos procesados, como los embutidos, los productos lácteos, los cítricos y las bebidas alcohólicas, ya que éstas, además de contener mucha histamina, inhiben la enzima DAO. "Siempre se ha intuido que hay una relación entre el consumo de algunos alimentos y la migraña", afirma Izquierdo, pero hasta ahora no se había demostrado científicamente y la relación se cuestionaba por la Sociedad Española de Neurología.

El estudio ha analizado durante un año y medio los casos de un centenar de pacientes con migraña crónica severa, que padecían entre nueve y catorce episodios de dolor al mes, de los que un 81 % eran mujeres y un 19 % hombres, en una proporción semejante a la que se da entre los pacientes de esta enfermedad. La edad media de los pacientes que han participado en la investigación es de 41 años y han sido elegidos según los criterios de diagnóstico de la Sociedad Internacional de Cefaleas. Además, el estudio ha sido a doble ciego, es decir, ni los pacientes ni los médicos sabían a qué grupo se le administraba la enzima y a qué grupo se le daba el placebo.

Por otra parte, el profesor destaca que la migraña no se hereda, sino que lo que se transmite genéticamente es el déficit de DAO que, en la mayoría de los casos acaba desencadenando una migraña, aunque no siempre. Así, la migraña está relacionada en un 90 % de los casos con el déficit de este enzima, mientras que en el resto de casos todavía se desconoce qué es lo que la provoca.