Expertos en diferentes áreas reflexionan sobre el acoso escolar en la Facultad de Educación

02/06/17
Comparte esta información

La Facultad de Educación organizó una jornada para reflexionar sobre el acoso escolar y analizar las posibles soluciones. Al acto, que tuvo lugar ayer en el Auditorio de la Facultad, diferentes expertos en la materia, analizaron el acoso escolar desde perspectivas diferentes: la pedagogía, la familia y el mundo jurídico.

La jornada la inauguró la psicóloga sanitaria y psicopedagoga escolar Andrea Pérez Orué, con la conferencia: “Las múltiples máscaras del acoso escolar: ¿qué les pasa a los protagonistas?”. Pérez Orué explicó este fenómeno, hablando sobre los diferentes protagonistas que tiene y cómo concienciar a cada uno afectados. “Es un tema grave –dijo– porque actualmente uno de cada cinco niños ha sufrido acoso escolar”. En todo caso, continuó explicando, “no hay que estigmatizar al acosador: ni las víctimas son siempre víctimas, ni los acosadores son siempre acosadores”.

Esta conferencia dio paso a una mesa redonda, en la que intervinieron el profesor José Ramón Agustina, director del Máster en Ciberdelincuencia de UIC Barcelona y especialista en ciberacoso; Consuelo León, directora del Observatorio de Políticas Familiares y responsable de comunicación del Instituto de Estudios Superiores de la Familia de UIC Barcelona (IESF), y Joana Cipré, maestra y psicopedagoga.

Agustina, como abogado especialista en delitos tecnológicos, habló sobre los peligros derivados del sexting, práctica de riesgo que termina muy a menudo generando formas de acoso entre iguales en la escuela. Analizó el sexting como una modalidad de violencia de género mediatizada por las nuevas tecnologías, tanto en las redes sociales como a través de los smartphones, un peligro muy extendido entre los adolescentes. En este sentido, aseguró que “no es prudente hablar de lo que algunos llaman ‘sexting seguro’, ya que las relaciones sentimentales, especialmente entre adolescentes, pueden ser muy inestables”.

Por otra parte, Consuelo León destacó el papel de la familia en el fenómeno del acoso. Según explicó, resumiendo un estudio reciente del IESF, “el acoso en la escuela ha crecido en los últimos cinco años de manera paralela a los cambios en la vida familiar: horarios laborales extensos de los padres, soledad del menor a casa, cambios en la estructura familiar, y también cierta inseguridad en el ejercicio de la función parental “. Por estos motivos, afirmó León, “hoy es más necesario que nunca un claro y decidido acuerdo educativo entre familia y escuela, ya que se dan claras disparidades respecto a la manera de transmitir el contexto normativo básico sobre el respeto entre iguales, tan necesario para vivir en sociedad”.

Finalmente, Joana Cifré habló de su experiencia como maestra y se refirió a la prevención del acoso y las herramientas que se debe dar a los alumnos desde pequeños: “Es muy importante trabajar desde la empatía, que es la primera forma de ver lo que está bien y lo que está mal porque supone ponerse en el lugar del otro”. Cifré habló de la necesita actuar de inmediato ante estas situaciones: “Los niños son de todos los maestros, y todos deben tomar medidas en cuanto vean un posible caso de acoso”. Y aconsejó a los futuros maestros implicarse en la vida de la escuela, escuchar siempre a los niños, y crear buenos vínculos con los pequeños.