Ignasi Miró: «El arte contiene un poderoso potencial para llegar al corazón de las personas»

11/07/13
Comparte esta información

Ignasi Miró, director del Área Cultural de la Fundació 'la Caixa', apadrinó la graduación de los alumnos del Grado en Humanidades y del Máster Universitario en Gestión Cultural. El acto estuvo presidido por la Dra. Teresa Vallès, decana de la Facultad de Humanidades, y la Dra. Marta Crispí, directora del Máster.

Ignasi Miró: «El arte contiene un poderoso potencial para llegar al corazón de las personas»

El acto se inició con unas palabras de la Dra. Marta Crispí, directora del Máster Universitario en Gestión Cultural, quien animó a los nuevos graduados a seguir aprendiendo. En este sentido, afirmó también que “la cultura nos enriquece individualmente y también como comunidad y nos ayuda a entender mejor el mundo”. Finalmente, les instó a ser emprendedores en la actual época de crisis que afecta en especial al sector de la cultura.

Por su parte, Ignasi Miró, director del Área Cultural de la Fundació “la Caixa” y padrino de la promoción, explicó su trayectoria personal desde el mundo de la música al mundo de la gestión cultural. Así, hizo algunas reflexiones del actual sector de la cultura: en primer lugar, resaltó que la actual crisis en el sector cultural se centra especialmente en que nos encontramos ante una base social débil poco interesada por la cultura, “tenemos unos pocos colectivos que consumen cultura de forma repetitiva y un gran número de población que ni lo hace ni se espera que lo haga”. En este sentido, animó a los alumnos a asumir el reto de cambiar esta situación.

En segundo lugar, Miró pidió a los nuevos graduados que, como gestores de la cultura, siguieran lo que llamó la “escuela de Guardiola”, un modo de trabajar más centrado en dar beneficio a la institución y en trabajar conjuntamente, aunque pudiera conllevar sacrificios personales. Por otro lado, el padrino destacó el valor de la humildad como una cualidad básica en la carrera profesional, aunque subrayó que “en el mundo de la cultura, la humildad es una cualidad que escasea”.

Por último, Miró les recordó que “cuando la cultura se pone al servicio de las personas, no sólo resulta un beneficio para ellas, sino que también mejora a quienes la ejecutan, les hace profesionalmente más ricos en su materia más preciada: la sensibilidad”. Así, también el padrino explicó que “no podemos concebir ninguna iniciativa cultural que no atienda a una triple misión: la de los contenidos, la de la mediación y la de la implementación de iniciativas que implican a personas con otro tipo de capacidades”.

Al final, la Dra. Teresa Vallès, decana de la Facultad de Humanidades, señaló la importancia de las humanidades y dijo que las humanidades ayudan a orientar en el camino hacia la excelencia humana y a “humanizar el entorno mediante la transmisión del patrimonio de valores que hemos heredado a través de la cultura”. Asimismo, recordó los cuatro valores que se intentan transmitir desde la UIC y afirmó que “el proyecto de la UIC es contribuir a la formación de las personas que aspiran a la excelencia humana y que, por este motivo, también se esfuerzan por llegar a ser profesionales competentes socialmente comprometidos”.

En la graduación se entregaron los diplomas y tuvieron lugar los discursos de los representantes de los estudiantes del grado y del máster. La ceremonia acabó con el tradicional canto del Gaudeamus Igitur.