La investigadora Carme Torras advierte de la necesidad de impulsar un debate ético para interactuar con los robots

01/04/19
Comparte esta información

Afirma que los robots “cambian nuestras emociones y la manera de relacionarnos”.

La profesora de investigación en el Instituto de Robótica (CSIC-UPC) de Barcelona, Carme Torras, ha advertido de la necesidad de desarrollar un debate ético “para relacionarnos con los robots”. Invitada por la Facultad de Humanidades de UIC Barcelona, Torras ha ofrecido una conferencia titulada “Robots, inteligencia artificial y redes sociales: hace falta un debate ético”. La investigadora se ha mostrado “a favor de la tecnología que nos da más autonomía y amplifica nuestras capacidades” y ha añadido: “La tecnología tiene grandes cosas que ofrecernos, pero tenemos que ser conscientes de los riesgos”. 

Torras ha explicado que la tecnología “cambia nuestras emociones, nuestra manera de relacionarnos”, ya que los robots “despiertan muchas emociones en los humanos”. Ante esta situación, considera imprescindible que aquellas personas que trabajan en el sector tecnológico “vean los sesgos que sin querer pueden introducir”. 

En este sentido, ha explicado que los principales problemas que presentan las nuevas tecnologías son su incidencia en el mercado laboral, la responsabilidad legal, la privacidad o la fractura social, pero también ha querido señalar que los “nuevos problemas” están relacionados con la toma de decisiones, los sentimientos y las relaciones, así como la mejora humana.

Desarrollo de robots asistenciales

Torras, que actualmente trabaja con un equipo en el desarrollo de robótica asistencial, tiene varios proyectos en marcha, entre ellos uno para ayudar a vestirse a personas mayores. En este sentido, ha comentado que los robots asistenciales “tienen que ser fáciles de instruir por las personas” e “intrínsecamente seguros”.

Otro de los proyectos en los que trabaja es una aplicación para dar de comer a personas que no pueden valerse por sí mismas. Estos robots, según Torras, se desarrollan con una cámara y se programan para que cuando el usuario abra la boca, le dé de comer.

Ante la presencia cada vez mayor de robots asistenciales en entornos humanos, la investigadora ha señalado la necesidad de que “informen de lo que harán con las personas” y de que “sea la persona quien tenga el control de la situación”.

Torras (Barcelona, 1956) es autora de libros y artículos sobre modelos neuronales, visión por computador, inteligencia artificial y robótica. Ha sido galardonada con el premio Divulga del Museo de la Ciencia de Barcelona, el premio Rafael Campalans del Institut d’Estudis Catalans (IEC) y la medalla Narcís Monturiol de la Generalitat. En el ámbito literario, ha publicado las novelas Pedres de toc (Columna Edicions), La mutació sentimental (Pagès Editors) y Miracles perversos (Pagès Editors).