Jaume Camps da una conferencia en el IV Congreso Internacional de Educación Diferenciada

17/05/13
Comparte esta información

El profesor de la Facultad de Educación Jaume Camps dio una conferencia el pasado 20 de abril en el IV Congreso Internacional de Educación Diferenciada, que tuvo lugar en Lisboa (Portugal), organizado periódicamente por la European Association of Single-Sex Education (EASSE). Este acontecimiento tiene el fin de crear un foro en el que se presenten nuevas ideas y propuestas que contribuyan a la excelencia en la educación.

Este Congreso presenta la educación diferenciada como una forma de organización escolar que permite el desarrollo de la enseñanza personalizada en el aula y que se ha visto poco a poco como un modelo en la vanguardia de la educación, ya que facilita una mejora sustancial de los resultados académicos. De hecho, la organización pone como ejemplo la Administración de Obama, que ha promovido este tipo de educación en las escuelas públicas y otras iniciativas importantes llevadas a cabo en países como Alemania, el Reino Unido o Australia.

Concretamente, en Lisboa se reunieron especialistas de Francia, Italia, Inglaterra, España, Polonia, Brasil, México, Estados Unidos, etc., que presentaron ejemplos de buenas prácticas que han contribuido en gran medida al éxito en la eficacia escolar. En este sentido, el profesor Camps afirmaba que “la educación diferenciada no trata de volver a la escuela segregadora del pasado, en la que se daba una educación diferente para cada sexo para que desarrollaran los diferentes roles, sino que responde a la participación activa del hombre y de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad”.

Camps, durante su exposición hizo un recorrido histórico por las diferentes etapas de la educación hasta el siglo XXI, explicando que han ido evolucionando según los cambios sociales. “Hoy, la educación no está basada en la diferencia o en la igualdad –afirma el profesor de Educación–, sino en la personalización: cada alumno es una persona igual que todas las demás, pero diferente. Estamos ante una educación personalizada”.

En cuanto a las críticas que algunas voces dan a este tipo de educación, por tratarse de algo “artificial” –dicen–, Jaume Camps asegura que no es así. “No olvidamos que existe una sociedad fuera de colegio, sino que cuando separamos por sexos –explica–, simplemente tenemos en cuenta otros factores contra los que la escuela mixta no puede luchar: roles en clase, igualdad de oportunidades, salidas profesionales, modelos de éxito, evitar presiones, etc.”.

Según el profesor Camps, la diferenciación es tan importante que ha situado a los colegios diferenciados en una posición de relevancia. “Esto no significa que la educación diferenciada deba ser universal, sino una opción totalmente legítima que coexista con los partidarios de la educación mixta”.

EASSE es una organización sin ánimo de lucro, con sede en Londres, que reúne a la gente y las instituciones educativas de más de dieciséis países europeos interesados ??en el desarrollo y la promoción de la educación diferenciada, un estilo de organización de escuela que está presente en casi todos los países del mundo. Actualmente, EASSE tiene 432 escuelas asociadas en diferentes países de la Unión Europea, que educan a más de 200.000 estudiantes.