Expertos coinciden en que las políticas sociales deben centrarse siempre en la familia

15/05/19
Comparte esta información

Con motivo del Día Internacional de la Familia, convocado por la ONU, el Instituto de Estudios Superiores de la Familia, ha organizado una jornada sobre políticas de infancia y familia en el marco de los objetivos de desarrollo sostenible. La jornada se enmarcaba en las actividades de la Childcare and Family Policies Chair.

Expertos coinciden en que las políticas sociales deben centrarse siempre en la familia

La jornada tuvo lugar en el Salón de Grados de la Universidad. La inauguración estuvo presidida por Esperanza Molins, directora de la Fundación Molins Figueres, principal socio de la cátedra; Irma Rognoni, regidora del distrito Sants-Montjuïc y Montserrat Gas, directora del Instituto de Estudios Superiores de la Familia.

En su intervención, Molins destacó el compromiso de la fundación por la mejora de la sociedad, el acompañamiento de las familias y la infancia. Tomando unas palabras del secretario de las familias en la ONU, afirmó que “no dejar a nadie atrás significa no dejar ninguna familia atrás”. Por su parte, Rognoni explicó algunas de las acciones que se han llevado a cabo desde la administración local y destacó la importancia de que las familias sean el conector básico de todas las políticas llevadas a cabo dese las administraciones. “La familia es la escuela fundamental para poder aprender a gestionar los conflictos. Se tiene que dar mucho apoyo a la familia. Cuando diseñamos una ciudad se debe tener en cuenta que la familia tiene que ser el conector de todas las políticas”.

La conferencia magistral fue a cargo de Pau Marí-Klose, ex-alto comisionado de Lucha contra la Pobreza Infantil. Marí-Klose habló sobre “La lucha contra la pobreza infantil en el marco de las ODS”. El ponente afirmó que la pobreza en la infancia “es un hándicap corrosivo que condiciona a largo plazo la vida de los individuos”. Y añadió que “La pobreza crea condiciones de estrés familiar y presión medioambiental, son hogares tensionados, con tensiones intergeneracionales entre padres e hijos”.

Foto: grupo de los ponentes

Tras la pausa para el café, la jornada siguió con dos mesas redondas. La primera, con una visión más académica, centró la mirada en los planes de familia y en algunas buenas prácticas que se han llevado a cabo en el contexto demográfico actual. Los ponentes, Pau Miret, investigador en el Centro de Estudios Demográficos de la Universitat Autónoma de Barcelona, y Pablo García, profesor del Departamento de Psicología y Sociología de la Universidad de Zaragoza, expusieron las claves de la cuestión y presentaron algunos ejemplos.

La segunda mesa redonda, que cerró la jornada, tuvo un punto de vista más práctico. Los ponentes fueron representantes de diferentes asociaciones y fundaciones del Tercer Sector que trabajan a diario con y para familias. Es el caso de Marta Creus, asesora de equipos de proyectos sociales en el ámbito de Familias e infancia en riesgo de Cáritas Diocesana de Barcelona; Mercè Carreras, directora técnica de AEMA SCCL, una asociación que opera en L’Hospitalet de Llobregat; Maria Nadeu, directora de la Fundación Salut Alta, institución centrada en el barrio de Salut Alta de Badalona; Jaume Larriba, presidente de la asociación PDS (Promoción y Desarrollo Social) y Anna Plans, presidenta de la Asociación de Consumidores de Medios Audiovisuales de Cataluña.

Todos ellos coincidieron en que las prácticas de ayuda que mejor funcionan con las familias son aquellas en las que se tiene en cuenta la voluntad de la propia familia, las que se llevan a cabo al ritmo y estudiando la necesidad en concreto que tiene la familia.

Foto: segunda mesa redonda con agentes del Tercer Sector