Josep-Delfí Guàrdia i Canela: «Estoy seguro que sentís y continuaréis sintiendo la poesía del oficio que habéis elegido»

19/05/16
Comparte esta información

El presidente de la Academia de Jurisprudencia y Legislación de Cataluña, Josep-Delfí Guardia i Canela, apadrinó la graduación de los alumnos del Grado en Derecho y del Máster Universitario en Abogacía.

El Aula Magna de UIC Barcelona acogió el pasado 12 de mayo la graduación de los alumnos de la Facultad de Derecho. Durante su discurso, Guàrdia i Canela habló sobre la libertad y el derecho civil de Cataluña.

El padrino expuso las diversas manifestaciones del principio de la libertad al derecho civil histórico y al derecho civil vigente en Cataluña. En este sentido habló de libertad política y libertad civil; del valor de la costumbre contra legem; de la interpretación e integración de las normas; del apotegma “Pactos hacen leyes, pactos rompen leyes”; de la remisión al arbitrio de los jueces para resolver las discordias; de la libertad en la regulación jurídica del derecho de la persona en el derecho histórico; de la libertad en la regulación del régimen económico matrimonial, y de la libertad de disposición mortis causa.

Al terminar su discurso, Guàrdia i Canela se dirigió especialmente a los alumnos y les animó: “Estoy seguro que sentís y continuaréis sintiendo la poesía del oficio que habéis elegido”.

Tras las palabras del padrino y la entrega de diplomas, los representantes de los estudiantes del grado y del máster se dirigieron a los presentes con discursos que querían ser un recuerdo de los años vividos en UIC Barcelona.

Finalmente, Javier Junceda, decano de la Facultad de Derecho, agradeció a las autoridades presentes su participación en el acto y felicitó a los nuevos graduados. En su discurso, el decano se sirvió de las recomendaciones que el Quijote refiere a Sancho Panza en temas jurídicos. Junceda terminó diciendo: “Las enseñanzas de don Quijote a Sancho Panza son las que queremos dejar en este último momento de su paso por nuestras aulas: sed buenas personas como camino para ser buenos profesionales. No es posible lo contrario, y lo veréis muy pronto en vuestro camino. Sed buenos juristas y juristas buenos”.

El acto terminó con el tradicional canto del “Gaudeamus Igitur”. Al acto asistieron familiares, amigos, el claustro académico de la Facultad y diversas autoridades civiles.