Kim Faura: «El tiempo para pensar es la clave de cualquier empresa»

11/04/13
Comparte esta información

El actual director general de Telefónica en Catalunya estuvo en la UIC, con los alumnos de segundo de ADE, para explicar su experiencia en el mundo de la empresa y hablar de las características de un buen líder, a la hora de emprender nuevos proyectos o hacer crecer la propia empresa, y de la buena gestión del tiempo.

Kim Faura inició su trayectoria profesional en el grupo Gillette, tanto en España como en Alemania, y fue vicepresidente director general de la división de Chupa Chups en Estados Unidos. También ha ocupado cargos directivos en Sara Lee Corporation, en PepsiCo y Tabacalera-Altadis. A raíz de la experiencia de todos estos años, Faura fue explicando su práctica diaria con anécdotas personales y profesionales e insistió en la importancia de encontrar tiempo para pensar: “este tiempo –afirmaba– es básicamente la clave para triunfar en cualquier empresa”.

Por todo ello, el director general de Telefónica estuvo hablando de la gestión del tiempo y explicó cómo se lo divide a la hora de responder mensajes de correo electrónico, tener reuniones, atender a gente...; “este aspecto –decía– es muy importante para poder tomar decisiones”.

En esta línea, Faura habló de un lema: “no stress, no innovation”, es decir: “debes cuestionarte continuamente las cosas que tienes entre manos todos los días –también cuando van realmente bien– si quieres innovar”.

En el fondo, es lo que conlleva ser un buen líder: “es la persona que habla del qué –debe tener claro hacia dónde quiere llegar y prever lo que va a pasar y anticiparse– y deja que los otros piensen y realicen el cómo”. Kim Faura fue contundente: “cree en tu producto y apasiónate”.

Faura también explicó la diversificación de Telefónica de cara a los próximos años y, a raíz de diferentes preguntas que le hicieron los alumnos, se refirió a la cotización de la compañía, los productos servicios financieros y las acciones que llevan a cabo para la recuperación y fidelización de clientes.