La Dra. Peig, una de las comisarias de una exposición de fotografías sobre el monasterio de Santa Maria de Ripoll

26/04/13
Comparte esta información

La Dra. Concepción Peig, profesora de la Facultad de Humanidades, es una de las comisarias de la exposición «Fotografies de 1867 del monestir de Santa Maria de Ripoll» que se puede visitar en la sala Abad Senjust del Ayuntamiento de Ripoll. El archivo supone una importante aportación para el conocimiento de los edificios monumentales de Ripoll y para la historia de la fotografía.

La Dra. Peig, una de las comisarias de una exposición de fotografías sobre el monasterio de Santa Maria de Ripoll

La exposición se inauguró el pasado 19 de abril y se podrá visitar hasta el 13 de mayo. La exposición cuenta con fotografías de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid (RABASF), del Archivo Comarcal del Ripollès (ACRI), del Museo de Arqueología de Cataluña en Girona (DIAG), así como de la familia Plana Berga de Barcelona.

En la exposición se pueden ver una serie de 30 fotografías tomadas en 1867 durante una visita de una delegación de la Comisión Provincial de Monumentos de Girona. El archivo supone una importante aportación para el conocimiento de los edificios monumentales de Ripoll y para la historia de la fotografía, ya que no hay muchos monumentos que puedan lucir una cantidad tan alta de fotografías en una fecha tan alejada.

De la existencia de fotografías tomadas en Ripoll en 1867 se tenía noticia por indicaciones que Josep Maria Pellicer i Pagès había hecho en sus libros Santa Maria de Ripoll (1878) y Santa María del monasterio de Ripoll (1888), pero no estaban localizadas. En 2004 la Dra. Concepción Peig, profesora de la Facultad de Humanidades, en el curso de una investigación realizada en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, encontró 25 fotografías de Ripoll acompañadas de un oficio de presentación.

Pero si el hallazgo tenía un valor extraordinario, lo más curioso fue comprobar que además de copias de estas fotografías, en el Archivo Comarcal del Ripollès (ACRI), en el archivo de la Comisión Provincial de Monumentos de Girona existente en el Museo de Arqueología de Girona (DIAG) y en una colección particular de Barcelona (familia Plana Berga) había nuevas fotografías de la serie, hasta totalizar 30 fotografías con 67 copias.

Las fotografías de Ripoll de 1867, al mismo tiempo, daban importancia al trabajo de un fotógrafo gerundense poco conocido, Josep Boadas Baguer, que con este encargo entra con nombre propio dentro de la historia de la fotografía catalana.

Además, gracias al descubrimiento de las fotos de 1867 y a su estudio ha sido posible certificar la autoría y procedencia de una fotografía de un dibujo de la portada románica de Ripoll que había sido expuesto en el museo provincial gerundense de San Pedro de Galligans, pero del que se había perdido la pista.

Las fotografías del monasterio de Ripoll de 1867 serán publicadas próximamente en el libro, patrocinado por la Fundación Eduard Soler, y escrito por la Dra. Concepción Peig, Antoni Llagostera y Antoni Pladevall, titulado Santa Maria de Ripoll en el segle XIX: El procés d’una transformació. El llegat Joan Martí Font (2013).