La educación en nutrición tiene un impacto directo en la mejora de los hábitos saludables, tanto en alimentos como en bebidas

10/05/17
Comparte esta información

Es una de las conclusiones del informe “Impacto de la formación nutricional sobre decisiones alimentarias”, en el que participaron más de 3.200 estudiantes de secundaria de 104 centros escolares de Barcelona ciudad, aporta datos sobre cómo se ven modificadas las decisiones alimentarias durante el desayuno, después de haberles impartido un taller de formación sobre hábitos de alimentación saludables.

En concreto, los alumnos de primero de ESO en Barcelona que recibieron el taller de nutrición escogieron para el desayuno alimentos y bebidas más saludables en comparación con la primera de las elecciones que realizaron, antes de hacer el taller.

El impacto fue más alto en términos de reducción de alimentos no saludables (7,1%), en comparación con las bebidas no saludables (4,4%). Antes de realizar el taller, un 75% de los escolares se habían decantado por bebidas no saludables azucaradas, con una elevada carga calórica.

Como destaca Toni Mora, vicerrector de Investigación, Innovación y Transferencia de UIC Barcelona y director del estudio, “partiendo de este experimento realizado en las escuelas de secundaria de Barcelona se ha demostrado que la educación en nutrición tiene un impacto directo en la mejora de los hábitos saludables”.

El estudio se presentó en enero de 2016 en el marco de la presentación de la Cátedra Eurest de Economía Pública de la Universidad que dirige.

El 1 de mayo entró precisamente en vigor el impuesto de bebidas azucaradas envasadas (IBEE), aprobado por el Parlamento de Cataluña en la sesión de 22 de marzo, dentro de la Ley 5/2017, de 28 de marzo.

Descargar el informe completo.