La Facultad de Humanidades inaugura la exposición fotográfica «Mis padres judíos, mis padres polacos»

12/05/17
Comparte esta información

El cónsul general de Polonia en Barcelona, ​​el Sr. Marek Ciesielczuk, y la decana de la Facultad de Humanidades, la Dra. Judith Urbano, inauguraron ayer la exposición fotográfica “Mis padres judíos, mis padres polacos”, que se podrá visitar hasta final de mes en la entrada de los edificios Alfa y Beta del Campus Barcelona.

Tras unas palabras de agradecimiento por parte del cónsul y de la decana de Humanidades, el acto se inició con una conferencia del Dr. Xavier Baró, profesor de historia y vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación.

Baró situó a los asistentes en el contexto histórico del holocausto en Europa y más concretamente en Polonia. El profesor hizo algunas reflexiones sobre cómo se pudo llegar hasta ese punto y cómo se había ido agravando la situación durante los años previos a la Segunda Guerra Mundial. También dio datos reales de cómo había sido el aislamiento del gueto de Varsovia y cómo sufrió la población judía que estuvo dentro.

Una vez los asistentes estuvieron situados en el contexto, se proyectó el documental El gueto de Varsovia 1940-1943 en versión inglesa. El documental cuenta con imágenes, testimonios y escritos reales cómo fue la construcción del gueto y cómo vivía la población que había dentro.

Por último, tuvo la palabra Joanna Sobolewska-Pyz, presidenta de la Asociación de los Niños del Holocausto en Polonia, y una de las supervivientes del gueto de Varsovia. Como se explica en la exposición fotográfica, Joanna es una de los quince niños nacidos en los años 1939-1942 que sobrevivieron gracias a sus padres judíos y el valor de los padres polacos que los acogieron.

Joanna dio su testimonio: “Con los años he encontrado a mi familia en Israel. Cuando murió mi tía no podía comprender cómo era posible que una persona que se salvó del holocausto pudiera morir. Ahora lo entiendo mejor, estoy más acostumbrada a que estas personas que se han salvado, igualmente, mueran”.

La ponente aprovechó para explicar también la historia de la Asociación: cómo nació, las reuniones que han mantenido estos años y las personas que forman parte.

La exposición fotográfica “Mis padres judíos, mis padres polacos” se podrá visitar hasta finales de mayo en el Campus Barcelona, ​​en la entrada de los edificios Alfa y Beta. La exposición relata la historia de quince niños que sobreviven gracias al amor sin límites de sus padres, que los entregaron a otras familias, y el valor de las personas que los acogieron como a sus propios hijos. Aunque nacieron con una sentencia de muerte y el destino les proporcionó una experiencia amarga, sonríen al espectador desde las imágenes. Así vivieron la vida que le dieron sus padres, judíos y polacos.