Los alumnos del Máster en Gestión Cultural conocen de primera mano la Fundación Gala-Salvador Dalí

23/02/15
Comparte esta información

Joan Manuel Sevillano Campalans, gerente de la Fundación Gala-Salvador Dalí y miembro de Barcelona WPO (World Presidents’ Organization), dio una clase magistral a los alumnos del Máster en Gestión Cultural.

Los alumnos del Máster en Gestión Cultural conocen de primera mano la Fundación Gala-Salvador Dalí

En la actualidad, Joan Manuel Sevillano es un referente nacional e internacional para los profesionales dedicados a la gestión cultural, por su estrategia de gestión en una de las fundaciones privadas dedicadas al arte más importantes y solventes de este país, la Fundación Gala-Salvador Dalí. Una fundación creada por Dalí en 1983 y de la que fue su presidente hasta su muerte en 1989. Una década después, en el año 1999, Joan Manuel Sevillano tomó las riendas de su gestión bajo la dirección de Ramón Boixadós y desde entonces trata de cumplir cada día con los deseos de su fundador: promover, proteger, cuidar y divulgar su legado por todo el mundo.

Hoy por hoy, los cuatro museos que componen esta fundación se encuentran ubicados en pequeñas localidades de la Costa Brava. Esto no ha impedido que su proyección a nivel mundial sea ya imparable, gracias a la apuesta decidida de sus responsables por internacionalizar el legado y la figura de Dalí, porque –en palabras de Sevillano– “la cultura es internacional”.

Sevillano, explicando esta internacionalización, fue hablando de las distintas exposiciones por todo el mundo, como la de Río de Janeiro en 2014, que “se convirtió en la exposición de arte más visitada del mundo en ese año, con casi un millón de espectadores, superando las cifras registradas en las ediciones de Francia, en el Centro Pompidou de París, y de España, en el Museo Reina Sofía de Madrid”. No es solo la gestión de lo material, sino también el “extraordinario legado inmaterial dejado por Dalí”: su marca, ideas, derechos de reproducción y edición de su prolífica obra pictórica, audiovisual o escrita, como su ensayo La vida secreta.

El ponente abordó la actual situación de solvencia económica de la Fundación gracias, entre otros muchos factores, al progresivo aumento del número de visitantes: un millón y medio aproximadamente en el 2014. Este incremento pone de manifiesto la dificultad de gestionar el elevado número de turistas que llegan a lo largo del año tanto a la Fundación como a la ciudad de Figueras, una población de 40.000 habitantes. De ahí que su gerente se detuviera en explicar “el efecto multiplicador de la cultura” y en el impacto económico que ha supuesto para la zona la existencia de esta Fundación, que, como dijo, “ha generado 1.865 empleos indirectos, según recoge un estudio realizado por la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Girona”.

Muchos e interesantes fueron los temas abordados por Joan Manuel Sevillano en esta clase magistral en que ofreció una completa visión de la gestión de esta fundación a través de su historia, orígenes y evolución durante los dieciséis últimos años en los que él ha trabajado como gerente. Por eso, a día de hoy y a la vista de los resultados obtenidos “la Fundación Gala-Salvador Dalí –dijo– es una de las fundaciones más importantes y solventes de este país, referente de rentabilidad cultural y económica para los profesionales de la gestión cultural”.