Los ejercicios lumbopélvicos mejoran en un 25 % la recuperación de los pacientes con ictus

28/06/16
Comparte esta información

Una investigadora de UIC Barcelona ha demostrado que los ejercicios continuados y sistematizados en la zona lumbopélvica durante la fase subaguda mejoran el equilibrio, tanto en sedestación como de pie y en la marcha,  en las personas que han sufrido un ictus. El estudio, que se ha llevado a cabo en el Parc Sanitari Pere Virgili de Barcelona y en el Parc Taulí de Sabadell, demuestra los beneficios de la práctica de determinados ejercicios en la zona central del cuerpo durante quince minutos al día, cinco días a la semana, durante cinco semanas. Según la doctora en Fisioterapia Rosa Cabanas, autora del estudio: “La clave del éxito está en la repetición y el aumento de la dificultad de los ejercicios: es lo que posibilita la reconexión neuronal en el cerebro”. 

Los ejercicios lumbopélvicos mejoran en un 25 % la recuperación de los pacientes con ictus

Según la Generalitat, cada año se producen 13.000 ingresos hospitalarios por ictus en Cataluña, lo que representa un ictus cada 40 segundos. Es una alteración que se asocia a determinados estilos de vida y al estrés, y va en aumento en una población cada vez más longeva. Según la Dra. Cabanas, este estudio permitirá acortar estancias en centros hospitalarios: “Hasta que los pacientes no mantienen el equilibro y pueden, por ejemplo, comer, vestirse y tener un mínimo control del tronco, no pueden abandonar el hospital. Estos ejercicios les permiten tener una mayor autonomía en un tiempo más corto. Además, esa mejora en el equilibrio evita el riesgo de sufrir una caída”.