Marc Grau, coautor del informe “Buenas prácticas para la gestión del talento y la mejora de la competitividad en la empresa”

04/06/19
Comparte esta información

Marc Grau, investigador del Instituto de Estudios Superiores de la Familia, publica junto con la decana de la Facultad de Educación, la Dra. Esther Jiménez y a la Dra. Chinchilla el informe “Buenas prácticas para la gestión del talento y la mejora de la competitividad en la empresa”

Marc Grau, coautor del informe “Buenas prácticas para la gestión del talento y la mejora de la competitividad en la empresa”

La decana de la Facultad de Educación, Esther Jiménez, ha publicado junto al Dr. Marc Grau, del Instituto de Estudios Superiores de la Familia y a la Dra. Nuria Chinchilla el informe “Buenas prácticas para la gestión del talento y la mejora de la competitividad en la empresa”, en el que han participado más de 100 empresas. Jiménez, como investigadora principal y profesora lectora en IESE Business School así como Chinchilla, directora del estudio, y Grau destacan entre las principales conclusiones que “las empresas medianas (de 50 a 199 empleados) muestran menos comunicación y sensibilización por los temas de igualdad”.

A la presentación del estudio, que se llevó a cabo el 31 de mayo, asistió la secretaria de Estado de Igualdad del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Soledad Murillo. En el acto se analizaron diversos datos extraídos del informe como que ente las compañías analizadas, la brecha salarial alcanza el 18,7 %. Un dato relevante si se constata que el 63 % de las empresas participantes no ha realizado nunca un estudio sobre la brecha salarial.

El informe “Buenas prácticas para la gestión del talento y la mejora de la competitividad en la empresa” también señala que, en el último ejercicio, se ha reclutado un tercio más de hombres que de mujeres y se ha promocionado a una cuarta parte más de hombres. Asimismo, solo el 55 % de las empresas hace referencia explícita en el código ético sobre conciliación y un 60 % sobre igualdad efectiva.

Los resultados también constatan que el 77 % de las empresas fomenta la diversidad de género en la alta dirección y que, del más de centenar de empresas que han participado en el estudio, el 62 % afirma disponer de políticas de igualdad de oportunidades. El 97 % de estas compañías afirma que deberían incluirse indicadores de diversidad en el cuadro de mandos de la Dirección. Tan solo el 55 % de las empresas hace referencia explícita en el código ético sobre conciliación y un 60 % sobre igualdad efectiva.

Por último, ambas investigadoras concluyen que en el sector energético, el 67 % considera la diversidad de género como una prioridad en la promoción, mientras que en el sector Life Sciences (20 %) y en el de servicios (27 %) lo ven como una prioridad menor.