Marina Pedrós: ‘Es más sencillo entrar en el mundo audiovisual en Estados Unidos que en Europa’

09/11/18
Comparte esta información

Entrevistamos a la alumna de tercero de Comunicación Audiovisual, ahora de intercambio en la Southern Utah University. Aquí cursará cinco asignaturas durante un semestre. Con ella hablamos de su experiencia académica y de la vida americana.

Marina Pedrós es una alumna de tercero de Comunicación Audiovisual de la Facultad que ha decidido cruzar el charco y embarcarse en la aventura americana. Durante un semestre, cursará cinco asignaturas en la Southern Utah University, donde está descubriendo un modelo educativo, pero también, una experiencia de vida. Con ella hemos hablado de sus expectativas de futuro, de las rutinas en un campus norteamericano y de los viajes. 

Pregunta: ¿Por qué escogiste la universidad de Utah? 
Respuesta: La Universidad me gustó mucho y era la que mejor se ajustaba a mi plan de estudio.

P: ¿Qué similitudes hay entre tu vida en Barcelona y en esta ciudad?
R: Las similitudes serían el trato personal que te brindan los profesores a pesar de ser una universidad relativamente grande. Los profesores tienen un trato muy cercano a ti y esto me recuerda mucho a UIC Barcelona.

P: ¿Y qué diferencias son las más notorias? 
R: En primer lugar, de una ciudad grande donde lo tienes todo pasas a una ciudad pequeñita en la que apenas hay Ubers; las personas no te miran por encima del hombro y siempre están dispuestas a ofrecerte su ayuda. Y, finalmente, la comida. Es un estilo de vida muy diferente y escasean los productos de calidad sanos. 

P: A nivel académico, ¿qué asignaturas estás cursando en esta universidad? 
R: Estoy cursando cinco asignaturas: Practicum TV Lab, Practicum Radio Lab, Audio Production, Video Production y US Narrative Film. 

P: ¿Qué es lo que te está gustando más del modelo americano? 
R: Dado que yo estudio Comunicación Audiovisual, lo que es una carrera más dedicada al arte audiovisual y a la creatividad, me encanta que en el modelo americano se de tanta importancia al arte, ya sea audiovisual, musical, escénico o plástico. 

P: ¿Cómo es la vida en el campus?
R: La vida en el campus es como si vivieras dentro de una película norteamericana. Hay cantidad de actividades diarias, clubes, partidos de los diferentes equipos deportivos, etc. Además, en esta universidad hay bastantes estudiantes internacionales.

P: ¿Te quedarías a trabajar en algún medio de comunicación o en alguna empresa local? ¿En cuál? 
R: La respuesta es no, no me quedaría a trabajar en ningún medio de aquí, al menos por lo que he visto hasta el momento. No me cierro a nada, pero me gusta más la manera de trabajar de los medios en Europa que aquí. 

P: ¿Qué singularidades has visto en el mundo audiovisual de esta ciudad en concreto y en el país en general?
R: Lo que más me sorprendió es cómo cambian los roles de trabajo de aquí a Europa. Por ejemplo, en la televisión española el director es una persona, el realizador es otra, el ayudante de realización, otra y el mezclador de video es otro. En Estados Unidos, el director es lo que en España sería el realizador, y el trabajo del ayudante de realización y del mezclador de video queda colapsado. No es que no esté acostumbrada a esta manera de trabajar, hemos tenido suficientes prácticas como para hacerlo bien, pero me gusta mucho más cómo es allí.  

Otra cosa que me sorprendió es que es más sencillo entrar en el mundo audiovisual en Estados Unidos que en España o Europa en general. No sé si eso se debe a la importancia que le dan al audiovisual y la cantidad de canales de televisión y producciones que hay aquí, pero es muy fácil terminar la carrera y poder empezar a trabajar en el mundo audiovisual. 

P: ¿Recomiendas la experiencia de salir a hacer un Erasmus+ o un intercambio? ¿Por qué?
R: La respuesta siempre será sí. Creo firmemente que viajar y conocer nuevas culturas y estilos de vida te hace crecer como persona y para mí crecer como persona es muy importante a la hora de madurar y a la hora de ser mejor en el día a día con los que te rodean. Con el intercambio aprendes a estar fuera de tu zona de confort y a adaptarte a las circunstancias como un camaleón —al fin y al cabo, de eso trata la vida. También viajas lejos de tu casa y te das cuenta de que no tienes a tus familiares o amigos cerca para ayudarte con los problemas que puedan aparecer. Tienes que ser tú mismo quien sepa afrontarlos, aunque siempre tendrás amigos aquí en quien apoyarte y el móvil para llamar a casa. 

P: ¿En qué te gustaría trabajar cuando acabes el grado?
R: Me gustaría trabajar como realizadora de televisión. En segundo de carrera hicimos una asignatura que era un workshop de un magazín de televisión y me tocó hacer el papel de la realizadora y me encantó. Es lo que me gustaría hacer en un futuro, aunque tampoco me cierro a nada.

P: Sobre tu día a día… ¿A qué sitios soléis ir después de clase?
R: Sonará falso pero solemos ir a la biblioteca o a la habitación a estudiar y al gimnasio. Esta idea de que el Erasmus+ o el intercambio es sinónimo de no hacer nada y solo se sale de fiesta es mentira. Concretamente aquí nos están exigiendo bastante, la verdad. Pero después de hacer algo de trabajo vamos a cenar a la cafetería y hacemos mucha sobremesa porque no queremos volver. También solemos ir a la bolera y paseamos mucho.

P: Y por último, estarás aprovechando la estancia para viajar y conocer otras ciudades de Estados Unidos… ¿no?
R: Sí, intentamos viajar aunque por Estados Unidos resulta más caro que por Europa. De momento hemos ido a Los Ángeles, a Las Vegas, al Bryce Canyon, a Salt Lake City, a St. George y a Zion National Park. Dependiendo del presupuesto se puede viajar más o menos, pero con la cantidad de trabajos que nos ponen resulta complicado organizar una escapada. Por suerte, aquí hay fall break y Thanksgiving break que, sumados a los fines de semana, nos permiten encontrar un puente para escaparnos.