Miquel Bastons propone reintroducir criterios de la ética a la lógica económica

02/10/13
Comparte esta información

El Dr. Miquel Bastons, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, impartió la ponencia «Desarrollo y marginación: justicia, benevolencia y caridad» en el Encuentro entre Fe y Razón, organizado conjuntamente por la UIC y la Universidad Pontificia de la Santa Cruz que tuvo lugar los pasados 26 y 27 de septiembre en la UIC.

Basándose en la encíclica Caritas in Veritate de Benedicto XVI, Bastons analizó la relación entre justicia y caridad, y como ambas se implican mutuamente. Así, destacó que toda acción humana tiene consecuencias secundarias, pero el problema reside cuando “se acaba aceptando que el agente puede limitar la consideración de las consecuencias de su acción sólo a las que le interesan”.

De este modo, se llega a la marginación de algunos sectores, o de lo que puede no ser productivo para el agente. En palabras de Bastons, “esto ha conducido a la situación paradójica en la que nos encontramos: cuanto más hemos aumentado la capacidad para lograr lo que nos interesa, menos hemos sido capaces de manejar lo que producimos, pero no nos interesa; cuanto más progreso, más queda “fuera” del progreso, más marginación”.

De esta forma, el profesor propone reintroducir algunos criterios procedentes de la ética a la lógica económica como serían “el sentido de la totalidad, la imparcialidad, la humildad intelectual y la benevolencia”.

A modo de conclusión afirmó que “el desarrollo ha de sustentarse en la justicia, pero no es posible una auténtica justicia sin dar algo gratuitamente: el valor al otro y a lo que le sucede al otro. La gratuidad me hace incorporar –interiorizar– lo que le pasa a los demás (lo marginal) en la valoración de las consecuencias. Y esa gratuidad no es una limosna; es la caridad sustentada en la verdad que abre el camino a una acción más justa, porque se ajusta a lo que realmente hacemos queriendo y lo que realmente provocamos sin querer”.

El encuentro, organizado conjuntamente por la UIC y la Universidad Pontificia de la Santa Cruz (PUSC), reunió durante dos jornadas a profesores de la UIC y a los teólogos Paul O’Callaghan y Lluís Clavell, profesores de la PUSC, para intercambiar ideas y profundizar sobre el conocimiento a la luz de la fe y responder a los retos que se plantean desde las diferentes áreas profesionales.

El programa estuvo dividido en dos jornadas, una en el Campus Barcelona y otra en el de Sant Cugat. Ambos días, profesores de la UIC y los dos profesores de la PUSC sugirieron temas relacionados con la fe y la razón desde sus respectivas disciplinas. Tras presentar sus conferencias, se abrió un debate con los ponentes invitados para intentar dar luz a las cuestiones planteadas.

El Encuentro entre Fe y Razón ha sido uno de los actos organizados en la Universidad, que se ha sumado así al Año de la Fe convocado por Benedicto XVI.