El Salón de Grados acoge la presentación del libro De pie sobre la tierra: caminar, correr y danzar

21/11/19
Comparte esta información

El profesor Xavier Escribano, editor del libro, moderó un coloquio en el que participaron varios autores del ensayo

El Salón de Grados acoge la presentación del libro De pie sobre la tierra: caminar, correr y danzar

El Salón de Grados acogió, el pasado 13 de noviembre, la presentación del libro De pie sobre la tierra: caminar, correr y danzar, editado por el profesor de la Facultad de Humanidades y coordinador del Grupo de Investigación SARX, Xavier Escribano. El libro, publicado recientemente por la Editorial Síntesis, reúne un conjunto de ensayos filosóficos y de carácter interdisciplinario escritos por trece autores diferentes que plantean un acercamiento múltiple a nuestra condición natural de seres que caminamos, corremos y bailamos verticalmente elevados sobre los pies y la tierra. El evento fue presentado por la decana de la Facultad, Judith Urbano, y consistió en un coloquio moderado por el profesor Escribano y en el que participaron varios autores del ensayo. 

“Nuestro proyecto quiere integrar diversas perspectivas sobre el cuerpo —afirmó Escribano—, no excluir”. En efecto, el libro parte de una descripción fenomenológica de lo que significa erguirse sobre la tierra, caminar, correr y danzar, para desgranar implicaciones médicas, pedagógicas, artísticas e incluso tecnológicas de esa relación primordial entre el pie humano y la tierra.

La autora de uno de los capítulos, la enfermera y profesora de la Universitat Autònoma de Barcelona, Rebeca Gómez, señaló que “el cuerpo, dotado de capacidad y movimiento, es nuestra ventana de exploración al mundo”. En el coloquio intervinieron, igualmente, el podólogo y profesor de la Universidad de Vic, Carles Escalona, el arquitecto y filósofo Pau Pedragosa y los filósofos y profesores de la Facultad de Humanidades de UIC Barcelona, Martín Curiel y Bernat Torres. Pedragosa reflexionó sobre cómo el espacio humano se divide en virtud de la propia actividad humana, pues “tanto las sandalias como las casas, lo que hacen es una intermediación al crear una armonía entre el cuerpo vulnerable y la naturaleza hostil”. Por su parte, Bernat Torres hizo un acercamiento al acto de danzar desde la mirada platónica: “A través de la danza se nos puede transmitir una ordenación que trasciende el cuerpo y educa en valores esenciales”.