Una de cada cuatro mujeres en España renuncia a tener hijos por su carrera profesional

05/05/17
Comparte esta información

Un estudio realizado por el IESE, en colaboración con Laboratorios Ordesa, del que Esther Jiménez, decana de la Facultad de Educación de UIC Barcelona, es la investigadora principal asegura que el 28 % de las mujeres en España ha renunciado a tener hijos por avanzar en su carrera profesional. El estudio, titulado “Maternidad y trayectoria profesional”, fue presentado ayer en Madrid y está basado en una encuesta a 8.500 personas, la mayoría mujeres de entre 25 y 45 años, con hijos menores de 12.

El estudio de Esther Jiménez, decana de la Facultad de Educación de UIC Barcelona, y Nuria Chinchilla, directora del Centro Internacional I-WiL (IESE Leadership), analiza los factores que limitan el pleno desarrollo laboral de las trabajadoras madres o potenciales madres. Según lo que expone, el micromachismo, la falta de un reparto ecuánime de las responsabilidades en el hogar, la falta de apoyo institucional a la familia y a la maternidad y las estructuras jerárquicas rígidas en las empresas son algunos de los principales obstáculos con los que se encuentran las mujeres.

Según lo investigado por estas dos profesoras, más de la mitad de las mujeres y hombres encuestados reconoce haber tenido menos hijos de los que deseaba. En concreto, señala que mientras que en España el número de hijos deseados es de 2,52, sin embargo, se tienen de media 1,32 hijos. Además, hay casi un hijo de diferencia entre los que se espera tener y los que finalmente se tienen.

En palabras de la profesora Chinchilla, “este estudio refleja el gran drama que viven muchas madres o potenciales madres que quieren tener hijos y no pueden o, cuando los tienen, no cuentan con ningún apoyo en la empresa”. Chinchilla, además, advirtió que estas conclusiones son “muy representativas de lo que está pasando en España, donde no hay políticas progresistas de apoyo a la maternidad y la familia”.

En este sentido, tanto la decana de Educación de UIC Barcelona como la profesora del IESE señalan en el estudio la necesidad de eliminar las barreras que impiden tener el número de hijos que se desea para garantizar la “riqueza y sostenibilidad del país en el medio y largo plazo”. “Así no podremos salir de este invierno demográfico”, apostillan, y ponen como ejemplo a Francia y a los países nórdicos por sus décadas de institucionalización de políticas familiares.