‘Cuerdas’, la película producida por Arturo Méndiz, se estrena el próximo 28 de febrero

20/02/20
Comparte esta información

Entrevistamos al profesor de la Facultad de Comunicación de UIC Barcelona con motivo del estreno de su primer largometraje de ficción

‘Cuerdas’, la película producida por Arturo Méndiz, se estrena el próximo 28 de febrero

Después de diez cortometrajes, cuatro documentales y dos premios Goya, el productor y profesor de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de UIC Barcelona Arturo Méndiz hace el salto al largometraje de ficción. El viernes 28 de febrero se estrena Cuerdas, una película que narra la historia de una joven discapacitada que se queda incomunicada en una casa de campo y que solo cuenta con la única ayuda de un perro adiestrado que se convierte en su peor enemigo. Dirigida por José Luis Montesinos, el film está producido por Bastian Films, la productora de Méndiz. Con él, comentamos cómo ha ido el proyecto desde el inicio y cuáles son sus sensaciones pocos días antes de estrenar un proyecto que se ha cocinado los últimos tres años y medio.

¿Qué sientes ahora que se estrena tu primer largometraje?

Es la culminación de un trabajo de muchos años, de forma que todo ello es una satisfacción. Es importante agradecer la ayuda de todos los que lo han hecho posible, puesto que sin ellos no hubiéramos podido sacar el proyecto adelante.

¿Cuándo visteis que Cuerdas tenía futuro?

Nuestro trabajo consiste en detectar rápidamente cuando un proyecto es bueno y tiene viabilidad. En este caso, era muy interesante sobre todo por el punto de partida y porque, además, ya habíamos trabajado con este director en otros cortometrajes como El Corredor o La historia de siempre.

Son dos ejemplos de historias humanas, mientras que esta película es más de género...

Es cierto que con este director habíamos hecho cortos de cariz más social, pero en este caso hemos querido explorar otro terreno. Del mismo modo, creemos que la historia también incorpora elementos humanos, por mucho que sea desde otro punto de vista.

¿Cómo ha ido la promoción?

Se trata de un largometraje modesto, puesto que no competimos contra los gigantes de la industria, pero hemos estado en el Festival de Sitges y en otros festivales estatales. También hemos distribuido la película en los Estados Unidos, Corea y Japón, entre otros países, de forma que las sensaciones son positivas.

... y las primeras impresiones del sector?

Ha tenido una muy buena acogida, pero habrá que esperar el gran público.

En términos de producción, ¿os habéis encontrado con muchas trabas a lo largo de estos tres años y medio?

Sí, muchas. De hecho, Cuerdas no es el primer largometraje que intentamos hacer, pero sí el primero que ha podido salir adelante. Que un proyecto culmine del todo depende de diferentes circunstancias y, en este caso, hemos podido sortear todos los obstáculos. Por eso, reitero mi agradecimiento a todos los que nos han ayudado a hacerlo posible.

¿Cuál es el reto a partir de ahora, pues?

Seguir produciendo historias que merezcan ser explicadas. Con una historia atractiva, un guion potente y buenos actores tienes todos los ingredientes necesarios para elaborar un buen producto. Nos gustaría poder seguir creciendo y mejorando.

Y, paralelamente, dando clases en UIC Barcelona.

Me encanta dar clases, porque puedes transmitir la pasión que tienes por tu trabajo a jóvenes que se están formando en el mundo audiovisual. Además, el contacto con gente nueva te ayuda y te permite descubrir algún punto de vista o razonamiento que nunca te habrías planteado.

En este caso, la película cuenta con la participación de dos alumnas de UIC Barcelona.

Sí. Siempre me gusta contar con alumnos en mis proyectos, no es la primera ni será la última vez.

Al final, ¿qué crees que necesita un estudiante que quiera dedicarse al mundo del cine para llegar lejos?

Solo una cosa: la pasión. Este es el ingrediente principal que necesita todo aquel que quiera acabar trabajando en este sector.