La Facultad de Humanidades celebra san Isidoro adentrándose en las últimas publicaciones de los profesores

06/05/16
Comparte esta información

“... Quiero transmitírtelo todo, y lo que más me alegra es aprender algo para mostrarlo; y nada me complacerá nunca, por grande y provechoso que sea, si soy el único que va a saberlo”... Es el espíritu –de Séneca– que se respiró, el pasado 28 de abril, fiesta de san Isidoro, patrón de las Humanidades. El claustro y alumnos de la Facultad de Humanidades se reunieron para celebrar a su santo, en una sesión donde los profesores pudieron hablar de los últimos libros publicados.

La Facultad de Humanidades celebra san Isidoro adentrándose en las últimas publicaciones de los profesores

Fue un navegar de Ramon Llull a Aristóteles y a Torras i Bages. Así son las Humanidades, que abarcan toda la historia –no podía ser de otro modo– de la humanidad.

Al empezar, David Senabre, vicedecano de la Facultad, dio la bienvenida a los asistentes y dio paso al profesor Jordi Puigdomènech, que habló de su libro sobre el escritor mallorquín Ramon Llull, del que este año celebramos el séptimo centenario de la su muerte.

En Ramon Llull. Passió i reflexió, Puigdomènech describe la época del también filósofo, místico, teólogo y muchas cosas más, y del papel central que tuvo en unos años en que el Mediterráneo occidental era cruce de culturas, durante los siglos XIII y XIV. En el libro, el autor habla de cómo Llull supo condensar en su pensamiento lo mejor de aquellas culturas y añadir el legado grecorromano procedente del mundo clásico, que él conoció sobre todo a partir del estudio de las obras de Platón, Aristóteles y sus comentadores.

Del autor estagirita habló el profesor Xavier Escribano, al presentar el libro de Magda Bosch, La ética amable, diciendo que “es una invitación a la lectura de un gran clásico, pasada por el trabajo de quince años de docencia”; testigo que tomó Bosch, agradeciendo las palabras y parafraseando el título del libro, y expuso que “según Aristóteles, el bien por sí mismo es amable y, por ello, es bonito y bueno hacer el bien: si todos fuéramos capaces de verlo, ¡qué distintas serían las cosas!”.

Finalmente, la profesora Bosch habló del libro Torras i Bages. L’home de l’eternitat, en el que han colaborado, también, la profesora Marta Crispí, directora del Máster en Gestión Cultural, y el profesor Xavier Baró. Los tres hablaron de su experiencia al escribir un libro coral y se mostraron muy satisfechos del resultado.

Al terminar, el santo patrón pedía también celebrarlo con un buen aperitivo. Para compartirlo, también, como seguía Séneca en el Epistolarium moralium ad Lucilium liber primus: VI. Séneca Lucilio suo salutem que veíamos al comenzar esta pequeña crónica: “Si se me ofreciera la sabiduría con la condición de tenerla oculta y no comunicarla a nadie, la rechazaría. Sin nadie con quien compartirlo, no es agradable la posesión de ningún bien”. Dicho y hecho.