Los derechos de los niños y adolescentes han sido los grandes olvidados durante el confinamiento y en la actual crisis de la COVID-19

10/07/20
Comparte esta información

La pandemia ha alterado la vida de toda la sociedad. El coronavirus ha afectado la rutina de muchos adultos, pero ¿cómo han vivido los niños y adolescentes este periodo de casi tres meses de confinamiento? La conclusión quedó clara en el seminario en línea organizado por el Instituto de Estudios Superiores de la Familia de UIC Barcelona: los menores han pasado a segundo plano y sus derechos se han convertido en invisibles durante la pandemia.

Los derechos de los niños y adolescentes han sido los grandes olvidados durante el confinamiento y en la actual crisis de la COVID-19
El pasado 8 de julio se celebró la última sesión en línea del ciclo de seminarios “Las políticas de familia y los derechos de los niños en tiempos de COVID-19” organizados por la Cátedra de Atención al Menor y Políticas Familiares (Childcare and Family Policies Chair) con la colaboración de la Fundación Joaquim Molins Figueras.
 
Este tercer seminario virtual reunió a dos miembros de la Plataforma de Infancia de Cataluña (PINCAT), entidad que representa a 21 federaciones de infancia que trabajan en ámbitos muy diversos. Los ponentes fueron Miquel Àngel Carreto, director de Actúa, una iniciativa que tiene como objetivo generar estrategias de desarrollo integral de proyectos a favor de la infancia, y Carme Grifoll, directora de la Fundación Nou Barris para la salud mental y representante de la Federación Foro Salud Mental en PINCAT.
 
La sesión comenzó con la intervención del director de Actúa argumentando que durante la pandemia se había visibilizado del todo la brecha digital. Este hecho ha provocado que no todos los jóvenes tuvieran acceso a internet ni a las TIC y, por tanto, la formación y la educación han quedado truncadas.
En esta misma línea, Carreto afirmó que “la crisis de la COVID-19 ha causado un empeoramiento de la situación de los niños y adolescentes, ya que no se han tenido en cuenta sus derechos en muchos momentos que era verdaderamente necesario”. Sin embargo, el experto destacó que “antes de la pandemia ya había colectivos de la sociedad, incluidos los niños, en riesgo de exclusión social, pero actualmente los problemas de estos se han acentuado aún más”.
 
La ponente Carme Grifoll también aportó su punto de vista como experta en psicología clínica y afirmó que “el coronavirus ha cerrado en casa más de un millón y medio de niños y niñas”. “Este hecho —argumentó— ha causado que los menores dejaran de ir a la escuela, han dejado de lado sus relaciones sociales y no han visto a sus amigos durante un periodo largo de tiempo”. Esto ha provocado que haya un aumento de las peticiones de asistencia de salud mental, porque los menores son más vulnerables.
 
La sesión, tal y como se hizo con el resto de conferencias, fue grabada y se puede encontrar aquí. Así como las grabaciones de los seminarios anteriores en los siguientes enlaces: