Pere Vall y Marta Benages, miembros de los comités organizador y científico del congreso internacional “Paysages des franges urbaines”

20/11/14
Comparte esta información

Pere Vall, director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura (ESARQ-UIC), y Marta Benages, subdirectora de alumnado y jefa de estudios de la Escuela, han formado parte de los comités científico y organizador de uno de los talleres del pasado Congreso Internacional “Paysages des franges urbaines: Décrire, habiter, gouverner”, que se llevó a cabo del 5 al 7 de noviembre en el Palais des Archevêques de Narbona (Francia).

Pere Vall y Marta Benages, miembros de los comités organizador y científico del congreso internacional “Paysages des franges urbaines”

Pere Vall y Marta Benages presidieron el taller del 5 de noviembre bajo el título“Les franges urbaines, espaces de projet”, que contó con la participación de Laurène Wiesztort, con su conferencia “Les franges urbaines entre requalification et projets métropolitains de renaturation du territoire”, y la de Céline Loudier-Magouyres y Perrine Michon, con una charla titulada “Le nouveau rapport à l’espace public dans les franges urbaines”.

Este congreso forma parte del proyecto de investigación PDD (Paysage et Développement Durable 2) que depende del Ministère de l'Écologie, du Développement durable et de l'Énergie del Gobierno de Francia.

El objetivo de este coloquio consiste en cuestionar las periferias urbanas europeas como espacios de transición, repentina o gradual, dónde el campo, los bosques, la naturaleza, el terreno baldío y el erial ofrecen nuevas oportunidades de proyecto en la ciudad. Situadas en los límites de los espacios urbanos, estas interconexiones responden a situaciones diversas: entradas de la ciudad, espacios menospreciados, balcones urbanos rodeados de campo, áreas protegidas o confines desconocidos. Como territorios proyectados o como espacios resultantes de procesos no intencionales, las franjas urbanas son objeto de discursos negativos o, al revés, de proyectos de recalificación. Por su capacidad de albergar nuevos equipamientos urbanos y promover la expansión urbana, estos territorios afrontan importantes desafíos en términos de ordenación territorial y gestión medioambiental. A pesar de su condición móvil vinculada a la expansión de la ciudad, las franjas urbanas pueden fijar el contacto entre el mundo urbano y su entorno rural. En este sentido, algunos de estos espacios resisten las presiones urbanas cada vez más fuertes e impiden la expansión de la ciudad.