Se gradúa una nueva promoción de Educación Infantil

30/06/16
Comparte esta información

El pasado 16 de junio el Aula Magna de UIC Barcelona acogió el solemne acto de graduación de los alumnos de Educación Infantil. Rosario Fernández, profesora emérita de la Universidad de Zaragoza y coautora del libro Las ciencias de la naturaleza en la Educación Infantil, fue la madrina de la promoción.

Se gradúa una nueva promoción de Educación Infantil

Antes de la intervención de la madrina de la promoción, Mónica Fernández, vicedecana de la Facultad de Educación, habló a los alumnos de su nueva profesión como si de una auténtica aventura se tratara, refiriéndose a “la tierra desconocida”, de la obra de Lyman Frank Baum, El maravilloso mago de Oz (1900): “Nuestra búsqueda como profesores es real, no como la de Dorothy, que todo fue un sueño. Tan real como que a partir de ahora seréis vosotros quienes emprendáis el camino de baldosas amarillas”. Un camino en el que “deberéis poner a prueba ese cerebro, ese valor y ese corazón del que todos nosotros hemos querido dotaros durante estos cuatro años”. A partir de ahora, los nuevos graduados son quienes deberán dotar a sus alumnos de todo ello.

Por su parte, la doctora Rosario Fernández, madrina de la promoción, dio una clase magistral sobre la cooperación y explicó cómo está presente en la naturaleza desde sus inicios. La cooperación es “la ayuda mutua entre unos y otros”, dijo Fernández. Para ello, es necesaria “la conexión con los demás, y eso implica habilidad”.

Después de las palabras de la madrina, Beatriz Fernández y Arnau Huesca se dirigieron a los asistentes en representación de los ya antiguos alumnos de nuestra universidad. Arnau aseguró que “la responsabilidad que comporta esta profesión es de elevado nivel”, mientras que su compañera Beatriz dijo que han escogido una profesión “que comporta una gran responsabilidad, pero que es la que nos puede hacer más felices”.

Para acabar, antes del tradicional canto del Gaudeamus Igitur, la decana de la Facultad, Asunción Verdera, cerró el acto dando las gracias al claustro de profesores, a los familiares, al personal no docente de la Universidad y a los alumnos, a quienes pidió que no pierdan nunca la ilusión.