Una conferencia de Fisioterapia analiza mitos y realidades alrededor del mejor modo de sentarse

25/11/14
Comparte esta información

El Departamento de Fisioterapia organizó la conferencia ‘Sedestación y dolor lumbar. Mitos y realidades’ que impartió el Sr. Martín Barra, Graduado en Fisioterapia y Máster de Investigación en Atención Primaria y moderó la Sra. Ana Germán, profesora del Departamento de Fisioterapia.

Una conferencia de Fisioterapia analiza mitos y realidades alrededor del mejor modo de sentarse

Las muchas horas que pasamos sentados pueden llegar a suponer una fuente de malestar o patología en la columna lumbar. Para minimizar estos riesgos se recomienda una única posición de sedestación, la posición en ángulo recto de caderas y rodillas con el tronco erguido, una posición en la que se intenta imitar la estática que la columna tiene en bipedestación. La conferencia del Sr. Barra puso de manifiesto las características socio culturales que han favorecido que la posición recta sea la única recomendada a pesar de la nula evidencia a su favor y de que pocas personas son capaces de mantenerla mientras están sentados, así como los resultados de estudios científicos que indican que otras posturas tienen ventajas para la salud de nuestra columna vertebral.

Muchas de las posiciones que de forma espontánea adoptamos mientras estamos sentados, y que se alejan del estándar de la posición recta, tienen utilidad para mantener la lordosis, relajar la musculatura, minimizar la presión intradiscal o incrementar la nutrición de los discos. El principal riesgo que puede suponer una postura de sedestación, sea la que sea, es mantenerla durante mucho tiempo. Este riesgo se incrementa en las posturas más cómodas, que pueden mantenerse hasta que generan un malestar importante, con lo que se aumenta la creencia de que son posturas incorrectas. El Sr. Barra concluyó que  no se puede decir de ninguna postura que sea totalmente correcta o totalmente incorrecta. La mejor manera de estar sentados es alternar cada poco tiempo entre diversas posturas, incluidas las que adoptamos de forma espontánea, así como levantarse del asiento con regularidad.