La segunda sesión de Edu_aldia se adentra en las posibilidades de una granja-escuela

20/03/15
Comparte esta información

Cristina Gutiérrez, codirectora de La Granja, una granja-escuela situada al pie del Montseny, en Santa Maria de Palautordera, fue la conductora de la nueva conferencia de Edu_aldia, el pasado miércoles, 18 de marzo. Gutiérrez explicó cómo lo hacen para enseñar a los niños a descubrir emociones perdidas.

La segunda sesión de Edu_aldia se adentra en las posibilidades de una granja-escuela

En La Granja, se trata de trabajar la educación emocional: “Enseñamos a los niños a reconocer sus emociones y a aprender a gestionarlas. Hacemos consciente –explicaba la profesora Gutiérrez– lo que es inconsciente”.

A través de juegos y actividades e inmersos en la naturaleza, “los niños descubren sensaciones que nunca habían reconocido”. “’El bosque nos da la música’, me dijo Julia, una niña de 6 años. ¿Qué estamos haciendo para que unos niños de esta edad no hayan conocido el silencio hasta ahora?”.

Según explicaba la ponente de esta segunda sesión de Edu_aldia, las claves de esta granja-escuela se resumen en dos verbos: ver y mirar, es decir, “ver lo que hay en su entorno e interpretarlo. Esto, para nosotros es básico en La Granja. No es juzgar, porque el juicio es nuestro enemigo. Los niños saben enseguida si los estás juzgando o no”.

La Granja lleva diez años educando a los niños a través de la metodología en educación emocional. Y funciona. Al menos, según lo explicó Cristina Gutiérrez, mostrando una imagen de niños y niñas juntos, haciendo piña: “Para nosotros, la educación emocional es eso. Podemos confirmar que es una herramienta potente para educarlos”.